Mi quinto embarazo (1)

Hace aproximadamente un mes y medio supe que estaba embrazada.
No fue precisamente gozo lo que sentí. Una terrible sensación de miedo arrasó con todas mis creencias sobre lo importante que es dar una cálida bienvenida al ser que ha decidido encarnar en nuestro vientre.
He llorado amargamente durante muchos días, me he visto impotente, cansada, sin fuerzas para gestar otro bebé y mucho menos de criarlo después ¡estamos locos!¡no puedo maaaas!
Le pedí a esta pequeña alma que saliera de mi vientre, que podía hacerlo, que tenía que hacerlo... y no de buenas maneras, no. Le pedí que mirara nuestra situación, que entendiera que aquí ya eramos muchos, que yo estaba tremendamente cansada y que no iba a poder atenderlo como merecía. Le dije que había mamás que lo andaban buscando y que le recibirían con los brazos abiertos.
Pero por ahora, no me ha hecho ni caso (ya empieza, jeje) y ahí sigue desarrollándose a su ritmo en mi fertil y acogedor útero.
En la semana crítica de retraso en la que esperaba desesperadamente ver mis bragas manchadas de esa sangre roja llena de poder, tuve un extraño sueño.
En él paría de manera prematura a una pequeña niña, era realmente pequeña, estaba casi apagada, un suave hilo de vida la mantenía entre mis brazos. Su cara pequeñita y rosada albergaba una apacible sonrisa mientras me miraba y me expresaba que así debía de ser.
Me desperté muy triste pensando que ya no me bajaría la regla y que probablemente la pequeña del sueño era la que venía a quedarse en mi útero-hogar.

7 comentarios:

Ileana dijo...

Bueno, si ha decidido quedarse por algo será. Verás que este quinto hijo será muy especial y te llenará la vida de algunas maravillas insospechadas.
¿Qué sorpresa, qué nuevas enseñanzas, qué nuevo camino traerá a tu vida?

Reyes dijo...

mucho animo y mucha fuerza para llever ese quinto embarazo.
Estos dias estoy conviviendo con un bebe de a penas tres meses y ahora empiezo a entender lo que es de verdad el agotamiento que da un recien nacido, aun asi, para el año que viene me animare con el primero
Envidio tu experiencia, tu sabiduria y tu fuerza de mujer.
Te presto un poco de mi ilusion por el primero, para que este tambien te enseñe nuevas experiencias de ser mama si a cambio me prestas un poquito de tu madurez de madre.
Un besazo.,

Dara dijo...

Gracias por vuestra luz chicas, sé que me toca abrirme, aprender y dejarmen sorprende por estos espejitos que la Vida me envía.
Me gusta ese trueque que me propones Reyes.

Un abrazo

Aura Violeta dijo...

Dara, re.cuerda que en el nivel mas elevado la Decision ha sido tuya, tu eres La Madre, si hubieses decidido no traerla seria igual de correcto, es tu Cuerpo, toda hembra sobre este planeta menos la mayoria de las mujeres conoce las hierbas adecuadas para interrumpir un embarazo, es la mente humana la que crea los prejuicios, pero alla arriba elegiste TU (y en Este contexto tu mas que ella, o el :) traerla a este plano, profundizar ese concepto te puede traer ventajas de cara a la Crianza y a todo el Camino que viene, pero sobre todo a la liberacion de La Culpa que arrastramos la Mujeres por esa herencia patriarcal que estamos desapareciendo a grandes pasos de las cara de este bonito Planeta :) un abrazo grande Hermanita!
http://labrujadelarcoiris.blogspot.com/2010/08/aborto-vida-y-muerte.html

Dara dijo...

Querida Hermana: Tus palabras llenas de sabiduría me llegan al alma y tras el arrebato de miedo que he pasado, cada vez lo tengo más claro. Donde hay miedo no hay sitio para el amor... y una vez pasó la tormenta, los rayos del arcoiris me iluminan.
De alguna manera, que desde el consciente no entiendo claro, yo invité a venir a este alma y ella estuvo de acuerdo en venir. ASÍ SEA.... UNA NUEVA LOCURA DE AMOR.
Gracias por tu abrazo, gracias.
Ahhh y muchas felicidades por ese nuevo cachorro que crece en tus entrañas, yo también feliz de poder compartir este proceso contigo

Maria Elena Redondo dijo...

Que hermosa noticia, amiga, te mando toda la emoción que siento.
Ay...espero poder acompañarte iluminada también, pues llevo sin sangrar y ya va siendo hora de cumplir con una de nuestras más fascinante aventura. Más razones para buscaros. Besos mil

Dara Doula dijo...

Ay Maria Elena espero que tu falta sea lo que deseas :)))
Por mi parte, el bebé del que has leído hoy ya tiene dos años y medio jajajaja... yo espero no tener más faltas hasta la menopausia.
Siento que cerre mi cupo con cinco de los que tengo tanto que aprender.
Un beso