Algunos puntos clave del parto en casa

Pulula por las redes la noticia del nacimiento en casa del bebé de Gisele Bundchen. En realidad la noticia es bastante antigua y desde luego no es la única famosa que ha decidido parir en casa.
Pero a mi me ha servido de excusa para escribir este post.

En general las reacciones a las noticias de partos en casa suelen ser de aceptación o de profundo rechazo, según los ámbitos. Pero me encuentro con un gran sector de la población que verbaliza "sería maravilloso pero me da miedo que pase algo". Esta frase siempre me provoca una sonrisa :-) ¡claro que va a pasar algo, el nacimiento de tu bebé!


No pretendo, al menos en este momento, quitar el miedo a nadie a parir en casa. Lo que profundamente pienso es que cada mujer debería tener la opción de elegir el lugar que prefiera, por las razones que sea, para su parto.

Lo que quiero con este post es desterrar algunos de los prejuicios que se tienen en relación a los partos en casa debido a la desinformación.



Protocolo de un parto en casa estándar en dos puntos:

1. No todas las mujeres pueden parir en casa.

Así es. Se han de cumplir ciertos requisitos para poder parir en casa. Entre los básicos e imprescindibles está el tener diagnosticado un embarazo de bajo riesgo.
Por lo tanto, una mujer que decide parir en casa normalmente ha seguido todo o parte del protocolo hospitalario para el embarazo.

La parte psicológica también entra en este punto 1, ya que para dar a luz en casa, la mujer y su pareja han de saber y querer manejarse emocionalmente con las consecuencias que genera cuestionar y desafiar a la autoridad (en este caso médica). Créeme cuando digo que esta elección es vivida como un desafío frontal para la mayoría del sector sanitario hospitalario encargado de "ayudarnos a parir".

2. Siempre hay una matrona o matrón.

¿O qué pensabas? Cuando hablo con las mujeres de este tema muchas veces detecto que pensaban que parir en casa era parir solas, sin asistencia médica. Que conste que también hay mujeres empoderadas que así lo eligen, pero no estoy hablando ahora de ellas.

Cuando una mujer decide parir en casa contrata al personal médico y no médico necesario para que su parto sea tan seguro como en el hospital. Es decir, no se trata de un parto desatendido médicamente. Siempre habrá una matrona y posiblemente un doula en el hogar.

Tanto la matrona como la doula te habrán conocido previamente, estableciendo las sesiones que sean necesarias para conocer tus necesidades reales de cara al gran día.

La matrona lleva a casa todo el equipo y recursos necesarios para atender un parto normal. Es decir, puede, siempre que sea necesario, hacer tactos, escuchar el latido del bebé, hacer una episiotomía, suturar puntos, contraer el útero en el postparto con el medicamento necesario..... Este es el punto que más me gusta a mi del parto en casa y es que te aseguras que las intervenciones no son por protocolo de rutina sino porque realmente han sido necesarias. Esto es muy importante para mi, y sinceramente, por ti y por la salud de tu hijo, debería serlo también para ti.

Eso si, normalmente, en un parto en casa casi nunca se necesitan este tipo de intervenciones y todo sucede de forma íntima en donde la matrona observa tranquila el suceder del milagro y la doula apoya emocionalmente el viaje de la mamá.

Creo que esta información que te acabo de dejar puede hacer que tu imaginación deje de volar en pos de posibles miedos infundados.

Pero vayamos más allá. Asumamos la posibilidad de que realmente en algún momento pase "algo" fuera de lo que consideramos parto normal (que es lo que atienden las matronas). ¿Qué se hace entonces?

Hagamos otro pequeño listado:

1. Todas las matronas que atienden partos en casa se aseguran de que el lugar elegido para el parto no esté más lejos de 20-25 minutos en coche de cualquier centro hospitalario.

2. Siempre habrá un coche disponible en la puerta de casa lleno de gasolina y un conductor/a, que nunca es la matrona, disponible.

3. La casa estará preparada arquitectónicamente para ser desalojada con facilidad.

4. Todas la matronas que atienden en casa saben por su experiencia que una complicación en el parto se ve llegar de lejos, no es algo que suela aparecer de improvisto. Da tiempo a reaccionar.

5. Ante una complicación real la matrona hace una llamada de urgencia al hospital más cercano de forma que, antes incluso de llegar al hospital, ya está todo preparado para la intervención.

Supongo que este post habrá dejado muchas cosas claras en relación a un parto en casa. Entiendo que si el miedo ha anidado en ti esto no sirva de mucho. No importa, no era esa la idea. Pero al menos quería desterrar ciertas ideas erróneas que podías tener y hacerte así una idea más realista.

Yo he parido 3 veces en casa, así que si tienes alguna duda al respecto no dudes en preguntarme. Será un placer contarte.

Me gustará recibir tus comentarios. Gracias.














Soy Mª José Mochón. 
Tu doula on line.