Espacio, repeto y tiempo para despedir a los bebés que se van tan pronto

Cuando la muerte es en nuestra cultura uno de las grandes tabúes.

Como sucede con todos los tabúes terminamos no hablando de ella, no siendo capaces de aceptarla con el dolor que conlleva y, muy tristemente, negándonos el derecho de despedirnos con amor y dignamente de nuestros seres queridos.

Reprimimos nuestro dolor y somos hasta capaces de añadir frases incomibles sobre todo si se trata de un bebé nacido muerto o con pocos instantes de vida.

Que sea doloroso no significa no tener derecho a mirar, abrazar y llorar a la persona que se va.

Este vídeo puede resultarnos duro hayas perdido un bebé o no, precisamente por esta cultura que no acepta el dolor que conlleva una muerte como parte del proceso de la vida y del crecimiento y evolución humana.

Espero que algún día seamos capaces de tener espacios como este hospital en el que lo que prima es la humanidad y la conciencia.



2 comentarios:

paloma dijo...

¡¡Qué bonito Dara!!, me imagino en quien habrás pensado al publicar el vídeo....La verdad es que nosotros fuimos unos privilegiados pues nos permitieron estar con Kai todo el tiempo del mundo y además nació en una camilla normal por lo que no era tan aparatoso el entorno.
Pero conozco padres y madres que lo que habrían dado por tener esos minutos que les robaron para siempre ya que nunca les permitieron ni siquiera ver la carita de su hijo.
Un abrazo.

Dara Doula dijo...

Gracias por pasar Paloma.