Un practico ejercicio de cara al parto

Dentro de la línea de pensamiento de que el color es una herramienta legítima para modificar conductas, se ha encontrado que el color rosado tiene un efecto calmante y tranquilizante. Con respecto al color verde, se ha encontrado que tiende a equilibrar, a tranquilizar y actúa como calmante en el sistema nervioso. Respecto al color violeta, se ha encontrado que posee un intenso poder electroquímico; cuando la persona está bajo una fuerte excitación nerviosa y cardiovascular, el violeta tiende a armonizar y sincronizar las diferentes funciones del organismo. El color azul, produce tranquilidad, serenidad, inclusive provoca una sensación de frío en el ambiente; es el color más tranquilizante después del rosado. Sobre el color naranja, hay estudios que indican que cuando los individuos miran tonos cálidos, como es el caso del naranja, la presión arterial se eleva, se incrementa la actividad de las ondas cerebrales, la respiración se acelera y la transpiración es mayor.

También se ha encontrado que existe una relación entre los colores y el trabajo de los músculos. Hay unos colores que favorecen la relajación muscular y otros, que por el contrario, inducen a la tensión. Pues bien, parece ser que cuando las futuras madres están en trabajo de parto y logran asociar la abertura del útero, con un círculo de color que representa en tamaño la evolución de la dilatación, podrían alcanzar dicha dilatación más rápido y, en consecuencia, tener un trabajo de parto mas corto y fácil.

La idea es poder imaginar el ensanchamiento del útero desde 0 hasta los 10 cm. de dilatación, asociándolo con un círculo de tamaño y color correspondiente. Para ello es conveniente elaborar tus propios círculos de colores en cartulina o papel, con las siguientes características:

Un círculo de color rosado de 2 cm. de diámetro.
Un círculo de color verde manzana de 4 cm. de diámetro.
Un círculo de color violeta de 6 cm. de diámetro.
Un círculo de color azul celeste de 8 cm. de diámetro.
Un círculo de color naranja de 10 cm. de diámetro.

Es importante que comiences desde ahora a entrenarte en la visualización de los mismos. para ello, puedes tomar cada círculo, uno a la vez; observa con atención su tamaño y color; luego cierra los ojos y trata de VISUALIZARLO, es decir, "verlo con los ojos de la mente", tal como cuando lo tenías delante de tí. Practica este ejercicio hasta que logres una perfecta visualización.

Durante el trabajo de parto visualiza los círculos de colores de la siguiente manera:

Cuando las contracciones ocurran cada 10 ó 15 minutos con una duración de 20 segundos
Visualiza el círculo de color rosado.

Para ayudar al útero a alcanzar la abertura de 4 cm
Visualiza el círculo de color verde manazana.

Cuando sientas las contracciones cada 5 minutos (30 a 40 segundos cada una)
Visualiza el círculo de color violeta.

Cuando las contracciones ocurran cada 3 ó 4 minutos
Visualiza el círculo de color azul celeste.

Cuando las contracciones se presentan cada 2 ó 3 minutos
Visualiza el círculo de color naranja.

Tomado del libro: "Hola Bebé!" de la Dra. Beatriz Manrique

1 comentario:

Aura Violeta dijo...

abrazos de Colores, Gracias por Compartir :)