¿Por qué querrías hacerte una amniocentesis?


La amniocentesis se realiza para determinar si el bebé tiene:
  • Alguna anomalía cromosómicas como el síndrome de Down (trisomía del par 21)
  • Alguna enfermedad que afecte las funciones metabólicas, neurológicas, etc.
Someterte a una amniocentesis siempre es recomendación médica, y como siempre, insisto  en que es sólo una RECOMENDACIÓN. No es tu obligación.
 
Lo que si  es tu obligación:
 
- informarte bien sobre las ventajas y los inconvenientes de la prueba que te proponen,
- tener conocimiento de por qué te la están recomendando y
- tomar una decisión escuchando tu corazón.
 
Hace unos día te ofrecí un post en el que te contaba cómo tomar una decisión de forma óptima, léelo y recuerda esas preguntas.
 
La amniocentesis se utiliza con frecuencia durante el segundo trimestre de embarazo (por lo general entre 15 y 18 semanas después del último período menstrual de la mujer). Las células desprendidas y que flotan en el líquido amniótico sirven para obtener un recuento exacto de cromosomas y para detectar cualquier estructura cromosomática anormal. También es posible determinar la cantidad de oxígeno y dióxido de carbono presentes en el líquido y averiguar si el feto está recibiendo suficiente oxígeno o corre algún riesgo.

¿Cómo se realiza una amniocentesis?


Tras un examen con un escáner, para determinar la posición del bebé y la placenta, se inserta en el útero, sin anestésico local, una aguja larga. Se retiran unos 14 cm3 de líquido de la bolsa amniótica, que se centrifuga para separar las células desprendidas del feto del resto del líquido. Éstas se cultivan durante un período de entre 2 1/2 y 5 semanas.

Los riesgos de una someterte a una amniocentesis

Hay tres riesgos importantes que se deben tener en cuenta antes de tomar una decisión:

- Hay cerca de un 1% de riesgo de perder al bebé.
- Riesgo de la madre se sufrir corioamnionitis
- Y nos queda la tensión de esperar los resultados, que tardan unas tres semanas.


Imagino que una mujer querría pasar por semejante trance por dos razones:

1. para prepararte emocionalmente para recibir a tu bebé con todas las herramientas y recursos disponibles para su mejor desarrollo o
2. para interrumpir el embarazo por no estar preparada emocionalmente para recibir un bebé con alguna anomalía cromosómica.

Quiero que tomes conciencia de que someterte a la prueba sólo tiene que ver con considerar seriamente la probabilidad de tener que actuar de determinada manera conocidos los resultados.